martes, 27 de abril de 2010

Jorge Labala: historia de un sentimiento

Jorge Labala fue jugador de Talleres en su juventud.

Entre 1946 y 1949 disputó 32 partidos con la camiseta albirroja en primera división.Un soleado mediodía de otoño nos recibió junto a su familia en su casa de Monte Grande.


Publicamos un extracto de la larga charla que mantuvimos. Actualmente, Jorge es vitalicio del club. Ya era socio del club de Escalada en 1936, cuando tenía 10 años, como lo certifica el carnet de la imagen. Para 1940, ya integraba la quinta división, y fue capitán del equipo de reserva en 1946, cuando Talleres salió sub campeón del torneo de esa categoría.

Además puso de manera desinteresada a nuestra disposición su archivo personal.

Desde este espacio le agradecemos a Jorge y a su familia por la atención recibida: compartimos entonces sus palabras. Posteriormente, continuaremos publicando su historia.




Nací el 17 de enero de 1926. Mi familia vivía toda en Escalada, mi abuelo vivía en Marraspín y Martín Fernández, y enfrente estaba el bar “La Facultad”. Yo estaba siempre en la casa de mi abuelo. Yo vivía en Marraspín 31, ahí a la vuelta de la iglesia.


Cuando iba a la primaria iba a la tarde, llegaba a casa, tiraba el guardapolvo, tiraba los útiles y la vieja me daba unos cartones de leche, ahora se usa sachet. Mi vieja se llamaba Isabel y mi padre Antonio, yo la tomaba rápido para irme al club. Donde esta el quincho de la pileta y parte de la pileta había árboles y hacíamos la canchita ahí, hasta que venía la noche y ahí paraba y me iba a casa. Y de la pileta para allá, donde están las canchas de tenis estaba la cancha auxiliar, que ocupaba parte de lo que es la pileta.


La pileta la hizo Juan Perinetti, que era el presidente. Perinetti iba todos los días, y había una máquina que hacia los pozos y nosotros veíamos el pozo cada vez mas grande…teníamos mucho entusiasmo.

Cuando la inaguraron fue algo espectacular: vinieron grandes nadadores, hicieron saltos ornamentales, porque era olímpica la pileta de Talleres. No sabía nadar pero me tiraba igual del trampolín.





2 comentarios:

Nestor Bova dijo...

Felicitaciones por el hallazgo. La legión del CLub Atlético Talleres una vez más recibe data de la buena, que también disfrutamos todos aquellos que nos alegramos con estas joyitas.-

Ariel Cappelletti dijo...

Néstor !!

Muchas gracias como siempre por tus comentarios. Me alegro que te haya gustado la nota, que tendrá algunas partes mas seguramente.

Un abrazo